¿Te asustas por todo?, podrías tener un trastorno letal

Quién de nosotros no nos hemos asustado alguna vez en la vida, quien diga que no, seguramente está mintiendo. Asustarse es algo completamente normal, pues es una reacción natural del cuerpo, pero cuando te asustas por todo, podría tratarse de un trastorno más serio.

De acuerdo con un estudio publicado por Journal of Proteome Research, Estados Unidos, a asustarse frecuentemente se le conoce como la enfermedad del sobresalto, que medicamente se le conoce como hiperplexia.

Es un trastorno neurológico que se caracteriza por el sobresalto ante cualquier estímulo, ya sea auditivo, táctil o hasta visual. Todos podemos asustarnos fácilmente, pues es una reacción normal del cuerpo cuando no te esperas algo. Incluso, puede ser parte de la personalidad, algunas personas son más nerviosas que otras.

O también influye el momento en el que se encuentra uno; por ejemplo si tienes problemas en el trabajo, con la pareja, con alguien de la familiar o amistades, es muy probable que te sobresaltes constantemente ante cualquier estímulo.

Pero si se trata de hiperplexia, es muy importante prestar atención, ya que puede complicar seriamente la salud. Este trastorno se produce por la inhibición neuronal de un neurotransmisor llamado glicina, que es el que se encarga de los estímulos a nivel del sistema nervioso central.

Es realmente un trastorno delicado, ya que no se trata solamente de asustarse y ya; es una condición hereditaria, que se presenta desde el nacimiento, y si no se trata a tiempo, podría ser letal.

Los espasmos que se experimentan en los episodios de sobresalto pueden producir fallos cardiorrespiratorios, los cuales si no se atienden a tiempo o son graves, pueden conducir a la muerte.

Cabe destacar que esta es una condición de salud como tal, si no fuiste diagnosticado con la enfermedad del sobresalto, no debería de ser riesgoso para tu salud.

¿Cómo afecta asustarte tu corazón?

Efectivamente cada que nos asustamos sentimos que se nos sale el corazón, y no es para menos, pues nuestro pulso se acelera y es prácticamente inevitable controlarlo en ese momento.

Pero si no tiene ninguna alteración cardiaca ni vascular, no te preocupes, pues no puede sucederte gran cosa, más que debas relajarte algunos minutos, en lo que el susto se te pasa.

Los cardiólogos indican que un corazón sano no tiene riesgo de sufrir un infarto o paro respiratorio ante un susto; sí se presenta una alteración en el ritmo y en puede producir estrés y malestar, pero no mayor problema.

Por lo tanto, si eres una persona que se asusta por todo, pero, gozas de buena salud, no te preocupes, seguramente es parte de tu personalidad. Pero si sientes algo a nivel físico, más vale acudir con el especialista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *