La Erotomanía o Síndrome de Clérambault: el delirio de la pasión

La Erotomanía es una forma de delirio paranoico en el cual el paciente tiene la convicción absoluta de que posee una relación de Amor Imposible con una persona generalmente de una posición social superior o que de alguna forma le resulta inalcanzable (puede ser una figura pública muy conocida en la televisión, la política, un médico o incluso un cura, entre muchos otros). Así pues, impone una atención sexual no deseada en una víctima inocente de forma constante y persistente.

La erotomanía y los delirios paranoides

Por lo general, su conducta delirante comienza con el acecho, la esperanza y la ilusión de alcanzar el amor de la otra persona, pero si esto no ocurre, termina en resentimiento.

Puede poseer delirios paranoides en el que el individuo cree incluso que ha establecido una comunión mística con su víctima, a quien acusa falsamente de haberle instigado a esta relación imaginaria, por lo general a través de señales que no son verificables. Esta paranoia con alucinaciones le conduce a la fijación en su objeto con tal de llenar un vacío permanente en su psique empobrecida. Así, el paciente (generalmente mujer) vive a través del otro.

Previamente ha habido poco o prácticamente ningún contacto entre la persona con el delirio y la víctima, y tampoco existen datos objetivos que abalen tal creencia.

La condición se conoce como erotomanía en los sistemas de clasificación actuales y se clasifica como un Trastorno Delirante Tipo Erotomaniaco.

Antecedentes históricos

Gaetan Gatian de Clérambault (1872-1934) nació cerca de París y se convirtió en éxito en la medicina y el arte (muchas de sus pinturas ahora están en museos).

Su trabajo en la psiquiatría se centró en las alucinaciones y delirios. Sugirió que el “automatismo mental” podría ser responsable de las experiencias de la alucinación.

De Clérambault describió el síndrome erotomaníaco en 1927 como passionnelle psychose o psicosis pasional.

Epidemiología del delirio erotomaníaco

  • La edad de inicio suele ser la edad media adulta o tardía.
  • La incidencia del síndrome de De Clérambault es desconocida, pero la incidencia de trastorno delirante, en general, se sabe que es de aproximadamente 15 casos por cada 100.000 habitantes al año.
  • Los Trastornos delirantes, en general, suelen afectar más a las mujeres, en una relación de 3 a 1.
  • Se sospecha que puede existir comorbilidad, generalmente con trastornos del estado de ánimo.
  • Los que lo padecen suelen ser personas algo aisladas, sin empleo y con pocos contactos sociales.

Presentación del delirio erotomaníaco

  • El diagnóstico para el delirio erotomaníaco requiere una duración mínima de un mes desde la primera ilusión. El comportamiento a parte del delirio es normal, excluyendo así la esquizofrenia, el trastorno del estado de ánimo, la toxicidad inducida por sustancias y la enfermedad médica.
  • Por lo general, los pacientes no son conscientes de la naturaleza psiquiátrica de la condición.
  • El/la supuesto amante es inaccesible: por ejemplo, un famoso actor de televisión que él / ella sólo ve en dicho medio.
  • A menudo creen que realmente están enamorados de él / ella. Además se enorgullecen de esto. Sienten que no pueden vivir feliz sin él / ella.
  • Los pacientes pueden creer que no pueden hacer que sus sentimientos se conozcan debido a varias razones, por ejemplo, dificultades para acercarse a ellos.
  • Este tipo de trastorno delirante puede conducir a acechar a la víctima, a realizar cualquier tipo de amenaza o comportamiento peligroso. En algunos casos la policía puede involucrarse para tratar de impedir que el paciente siga acosando a la víctima.
  • El paciente puede continuar molestando al sujeto y desarrollar delirios de persecución seguidos por delirios de la pasión.
  • También pueden ser violentos contra aquellos que creen que se interponen en el camino de su amor delirante.

Una evaluación psiquiátrica exhaustiva es esencial en el diagnóstico y evaluación de la posible comorbilidad.

Enfermedades asociadas al delirio erotomaníaco

Erotomanía puede ser primaria (no hay problema psiquiátrico asociado), pero a menudo está asociada con otras enfermedades psiquiátricas (secundaria) como esquizofrenia paranoica, trastorno esquizoafectivo, depresión grave o el trastorno bipolar.

En ocasiones se asocia con otros delirios, por ejemplo, persecutorio, grandioso o celoso.

Pronóstico

El pronóstico es variable, pero diversas modalidades de tratamiento han demostrado tener éxito, especialmente para erotomanía primaria.

El trastorno delirante suele ser una condición crónica, pero, con el tratamiento adecuado, se puede lograr una remisión de los síntomas delirantes se produce hasta en el 50% de los casos.

Por desgracia, debido a su fuerte creencia en la realidad de sus delirios y una falta de comprensión de su condición, los individuos puede que jamás busquen tratamiento, y mostrarse exageradamente resistentes a la exploración por parte de un terapeuta.

psicoactiva.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *