Estimulación magnética transcraneal para mejorar la cognición en pacientes con Parkinson.

Una alternativa científica para el tratamiento del Parkinson con imanes.

El Parkinson es una enfermedad que afecta a 7.5 millones de personas en el mundo, se caracteriza por alteraciones neurológicas que conllevan la pérdida prematura de neuronas especializadas, por ello pertenece a las enfermedades neurodegenerativas. Los síntomas más visibles son la dificultad al moverse, temblores, rigidez y, en ocasiones, pérdida de movimiento, por lo general las personas con Parkinson reciben un tratamiento farmacológico, el cual, les ayuda a reducir los síntomas de la enfermedad y a disminuir la velocidad con la que avanza; como en muchas enfermedades, el pronóstico para la enfermedad varía, si la persona es tratada con prontitud, luego de presentarse los primeros síntomas, tiene una mayor probabilidad de conseguir la efectividad completa del tratamiento. Del mismo modo, las características individuales de la persona, influyen en la respuesta a la farmacoterapia.

La estimulación magnética transcraneal es una técnica que surge como tratamiento alternativo y complementario para muchas enfermedades crónicas y asociadas al dolor, una de las enfermedades en las que se utiliza esta alternativa es el Parkinson; la técnica es poco invasiva, indolora y ambulatoria, por lo que, las personas que se someten a este tratamiento, no requieren de cuidados especiales.

La técnica consiste en la despolarización magnética de las neuronas de la corteza cerebral que se encuentran por debajo del cráneo, para ello se le coloca al paciente un bulbo a modo de casco en una región especifica de la cabeza, este bulbo tiene la función de enviar pulsos magnéticos a través del cráneo hasta llegar a algunas regiones específicas del cerebro, estas regiones estimuladas se encargan de generar neuroquímicos, los cuales son sustancias naturales que el cerebro produce y utiliza para el correcto funcionamiento del cerebro.

Como se mencionó anteriormente, el Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, por lo que el cerebro va perdiendo la capacidad para cumplir ciertas tareas, una de estas tareas es la producción de neurotransmisores que permiten el control motor del cuerpo, al estimular el cerebro con el tratamiento se consigue la liberación de estos neurotransmisores, favoreciendo la reducción de síntomas que el paciente presenta.

En diferentes investigaciones tales como el estudio realizado por Fregni et al. (2004) y la investigación de Lesenskyj, Samples, Farmer y Maxwell (2018), se pudo observar la efectividad del tratamiento de estimulación magnética transcraneal en pacientes con diagnóstico de Parkinson, los profesionales señalan que esta técnica genera la disminución de síntomas producidos por el Parkinson, su efectividad se vincula con la duración del tratamiento y su correcta aplicación, se ha observado que muchas personas con Parkinson disminuyen los temblores que se generan por la enfermedad y reportan sentir menor depresión.

El tratamiento alternativo y complementario de estimulación magnética transcraneal, promete grandes avances para devolver la calidad de vida de las personas que diagnosticadas con Parkinson. Se espera que en el futuro muchos más pacientes con esta afectación puedan ser tratados con esta técnica que está cambiando la forma en la que se tratan las enfermedades neurodegenerativas.

larevista.com.mx

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *